Falta de reconocimiento a los atletas de Nagua, ¿mezquindad o dejadez?

Sin ánimos de hacer una cronología deportiva de los últimos hechos acaecidos en el país y el mundo y que han colocado a provincias como María Trinidad Sánchez y a República Dominicana en el centro de la atención de todos, hoy necesito que hablemos del necesario reconocimiento que, muchas veces, ya sea por mezquindad o por dejadez, le negamos a nuestros atletas.

Por un momento, ignoremos las diferencias o desavenencias que podamos tener o no con la dirección de la Liga de Beisbol Profesional del Nordeste, LINORD, y veamos los hechos tal cuales son.

En junio pasado, concluyeron los esfuerzos de un grupo de deportistas que conformaron las novenas de Las Terrenas, Samaná, Monte Plata, Pimentel, Nagua y Cabrera, terminado estos dos últimos pueblos y sus franquicias, convertidos en los subcampeones y campeones de la Copa LINORD de este año 2022.

Con el pasar de los días, la Federación Dominicana de Béisbol, dirigida por un aliado del deporte en nuestra provincia María Trinidad Sánchez, don Juan Núñez Nepomuceno, al ver la calidad de los jugadores profesionales de LINORD y la disciplina que los mismos exhibieron durante cada partido jugado en esta temporada, le otorgó el privilegio a esa naciente liga de representar República Dominicana en los Juegos Bolivarianos de Valledupar 2022.

El 27 de junio del presente año, la novena de República Dominicana, comandada por el nagüero Rafael García, desplegaba sus alas y partía hacia Colombia.

Teniendo como sede el Estadio Erasmo Camacho en Valledupar, la selección dominicana conformada por jugadores de LINORD hicieron sentir su poderío a cada una de las novenas que enfrentó, logrando no solo demostrar su fuerza, sino también captar la atención de todo un país que a través de las transmisiones en vivo en redes sociales seguían minuto a minuto cada jugada y celebró la victoria de un tan anhelado y esperado oro dominicano.

Tras la llegada de la selección a República Dominicana, cada jugador que la conformó, partió hacia las tierras a donde pertenecen ellos y sus franquicias, fueron recibidos como héroes, reconocidos hasta por las autoridades en cada una de sus localidades, pero ya sea por mezquindad o dejadez, no sucedió así con los que de Nagua y Cabrera representaron a su tierra chica y grande.

¿Qué será lo que nos pasa? Vivimos en la actualidad momentos que demandan de espacios que reconozcan a quienes pueden y deben ser ejemplo a seguir de una juventud que hoy más que nunca requiere de más y mejores modelos. De espacios en los que mostremos a los que vienen subiendo que sí es posible soñar y hacerlo en grande, porque las oportunidades están ahí y solo deben ser aprovechadas.

Lo que pasó a los jugadores de LINORD, también les pasa a ganadores de otras disciplinas. El boxeo de El Factor, por ejemplo, recibió importantes medallas hace unos días, logradas por Luis, Ángel y Junior, todos ellos merecen el reconocimiento de aquellos que, son responsables de clubes, ligas, etc., pero también de autoridades locales y provinciales de nuestro pueblo.

¡Seamos justos y veamos más allá de lo que nuestros ojos permiten, porque al final, dejar de ser mezquinos o mostrarnos más interesados por quienes pueden servir de ejemplo, aportarán mucho más en la construcción de una mejor nación y al fortalecimiento de la clase deportiva de la provincia y el país!

¡Es cuanto!

Por Amaury Reyna Liberato, residente en Nagua y jefe de redacción del Naguero.com

Deja un comentario