¡Llegó la hora de Editrudis Beltrán en la UASD!

El próximo 15 de junio la Universidad Autónoma de Santo Domingo, primada de América, está llamada a elegir sus nuevas autoridades.

A diferencia de procesos anteriores, el reto que por delante tiene el Claustro Mayor Elector, que está compuesto por los universitarios y universitarias que tienen derecho al voto para ese proceso, es mucho mayor, puesto que, no solo se estarán eligiendo autoridades que deberán lidiar con las dificultades del presente, sino también con las que nos depara el futuro.

Yo, que crecí en la UASD y que, desde mi niñez, hasta la adultez de estos días he vivido múltiples procesos dentro de ella, les puedo asegurar que, como nunca antes, hoy cada universitario, antes de llegar a las urnas, debe hacer una profunda reflexión de cuál será el presente y futuro que querrá construirle a la academia, y que, al depositar su voto, tenga la certeza de que, la elección que hará, será fundamental en la construcción de una nueva y mejor universidad, capaz de abrazar los sueños de la academia y hacerlos realidad.

Los tiempos que vivimos y los que están por venir requieren de gente experimentada, con capacidad gerencial probada para administrar y superar crisis, y esta experiencia y fortaleza la representa un maestro que se preparó durante muchos años para estos tiempos, y se llama Editrudis.

Los retos y desafíos que por delante tiene la UASD son muchos, van desde producir cambios internos que ayuden no solo a mejorar la vida de las y los universitarios, sino también la vida institucional de la propia universidad.

Las grandes transformaciones que las UASD necesita hoy y que la sociedad demanda de ella, necesitan de un hombre capaz de unir su familia universitaria para enfrentar esos desafíos que por delante ella tiene y ese maestro capaz de lograrlo, es Editrudis Beltrán.

Llegó la hora de la UASD, de una nueva UASD, esa que volverá a ser faro de luz de esta sociedad dominicana que tanto la necesita, con Editrudis Beltrán lograremos devolverle al país esta universidad que ha sido el centro de pensamiento y de generación de políticas públicas transformadores para la República Dominicana.

Llegó la hora de Editrudis, de una UASD grande, tan grande como el corazón de cada universitario y universitaria.

Llegó la hora de ver germinar esa semilla que fue sembrada hace mucho tiempo en nuestros corazones y que la UASD, pacientemente ha esperado que germine y que hoy por hoy, el país necesita.

¡Llegó la hora de Editrudis Beltrán!

Deja un comentario