Una pequeña reflexión: ¿Gobernar hasta el 2044? Sí, pero….

Cuando de Boschismo se trata, aquí todos hemos faltado, desde el más alto dirigente, hasta el más lejano de nuestros amigos y simpatizantes del Partido. Todos le hemos fallado a Bosch, a su filosofía, su pensamiento y su visión político-social, y económica de lo que debía ser el Estado y lo que debería ser el PLD que NO LO ES.

La realidad es que todo lo que Bosch combatió en el PRD existe en el PLD y todo a lo que Bosch se negó en el PRD existe en el PLD. ¿En qué habrá fallado el maestro? ¡No! La pregunta no debe ser esa, sino otra… ¿Por qué les fallamos nosotros?

Si algunos comprendiéramos que lo que nos hace grande es saber reconocer nuestras fallas o debilidades y avanzar lo que podamos para que no existan en el futuro. Todo río puede volver a su cauce si así nos lo proponemos como dirigentes políticos que somos o aspiramos a ser dentro y fuera del Partido.

Lo que realmente importa en lo adelante es ver cómo nosotros trabajamos en la construcción de una vía que nos pueda llevar a destino correcto y seguro, a dignificar la política y que ese proceso se vea reflejado así mismo en la vida de nuestra gente. Es tiempo de mirar al PLD como arquitectos políticos del presente, con la mirada en el futuro, pensando en la construcción del Partido que Bosch soñó.

Un PLD de espalda al Boschismo, alejado de su razón de ser y su naturaleza jamás podrá responder a las necesidades del pueblo y a construir una Patria menos desigual, más justa y digna como la soñó el profesor. Para ello es necesario volver a Bosch y volver a él no es solo cuestión de los que no pasaron por una escuela de formación Política. Volver a Bosch aplica a todos, incluyendo a nuestros más altos dirigentes.

La lista de pecados no es larga, pero los pocos bastan. Deuda social que acumulamos es uno de ellos y la segunda de las más grandes faltas no es solamente la de haber permitido que el grupismo naciera y cobrara fuerza dentro de nuestras filas, sino que lo fomentáramos y hasta estructura jerárquica en paralelo a las del Partido le creamos.

¿Hay grupismo en el PLD? Si y a todos los niveles, es tiempo de mirar más allá de eso… Volver, volver y volver ¿Cuál es la cuestión al final? Cambiamos o no sobrevivimos… ¿PLD hasta el 2044?… Eso no dependerá de la voluntad de los Peledeistas, sino del Ego y la fuerza de los grupos que no tardan en enfrentarse por el Poder unos y otros sin pensar siquiera si con ello cumplimos con nuestra misión histórica, para lo que fuimos concebidos y creados por Bosch.

¡El 2044 está por verse!

Anuncios

One thought on “Una pequeña reflexión: ¿Gobernar hasta el 2044? Sí, pero….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s